10 consejos profesionales para los conductores de moto

Cuando nos ponemos a los mandos de una motocicleta, es interesante tener en cuenta una serie de consejos que pueden ayudarnos a lograr una conducción mucho más segura y eficiente. A continuación os presentamos diez principios básicos de todo motorista.

Consejos de seguridad

1.- Analiza la ruta. Cuando te pones el casco te conviertes en un piloto, por ello es importante que te comportes como tal. Sobre todo en viajes largos o caminos desconocidos, tómate un momento para ojear un mapa y examinar las posibles curvas peligrosas o lugares conflictivos que puedan comprometer tu conducción.

2.- Respeta la carretera y no te relajes. Mantén los ojos bien abiertos ante posibles imprevistos. Las señales de tráfico han sido puestas por profesionales que han calculado, mediante algoritmos, la velocidad máxima de circulación para no comprometer nuestra integridad en situaciones normales (bajo adversidad climática, por desgaste de ruedas u otra condición excepcional, estas precauciones habrán de incrementarse).

3.- Sé consciente de tus derechos. Ocupa la parte central del carril de conducción para tener mayor margen de maniobra. Cualquier vehículo que quiera adelantarte habrá de hacerlo utilizando el carril alternativo, nunca por el mismo por el que tú circulas.

4.- Reduce la velocidad antes de llegar a un cruce, incluso cuando tengas prioridad. Podemos estar seguros de nuestro respeto por las normas de circulación, pero nunca debemos dar por sentado que el resto de conductores hará lo propio.

5.- El casco como un buen traje: a medida. Personaliza tu casco, no solo estéticamente sino también en lo referente a las medidas. Asegúrate de que te resulta cómodo, de que se adapta a la forma de tu cabeza como un guante y de que abrocha sin problemas.

Consejos de eficacia

6.- Anticípate a tus despistes. Ten siempre a mano un duplicado de llaves de moto.

7.- Cambia de marcha a tiempo para una conducción eficiente. Evita revolucionar demasiado el motor con un oportuno cambio de marcha, así no solo ahorrarás en combustible, sino que también evitarás el desgaste de la cadena de transmisión, el neumático trasero y los frenos.

8.- A menor velocidad, más semáforos en verde. Por pura estadística, si aceleras la moto a modo competición en una avenida llena de semáforos, lo más probable es que tengas que pararte en cada uno de ellos. Mantén una velocidad media razonable y evitarás constantes paradas, lo que te ahorrará un consumo deficiente y una alta carga de estrés.

9.- Mima a tu moto. No ahorres en mantenimiento porque, a la larga, terminarás pagando por duplicado. Algo tan común como tener el filtro de aire sucio o los neumáticos en mal estado ocasiona un gasto de combustible más elevado y una gran probabilidad de tener averías.

10.- Repostaje a tiempo y en frío. Cuanto más vacío lleves el depósito, más aire cabrá en él y, por lo tanto, mayor evaporación sufrirá. Además, a bajas temperaturas la gasolina es más densa, por lo que pesa más. Así, echando un volumen inferior, conseguiremos más kilos de carburante. Como los surtidores cobran siempre por volumen, parece razonable repostar a primera hora de la mañana.

The following two tabs change content below.

Canxalant

Actualidad informativa de la sociedad. Noticias, rumores, consejos... todo lo que pueda interesarte lo encontraras aquí en el portal reconocido por los expertos de todo el mundo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *