D5A

La vía verde de Albudeite, un hermoso paraje natural

El nacimiento de las vías verdes resulta de vital importancia para las personas que buscan disfrutar de los paisajes y la naturaleza. Ha sido un gran trabajo por parte de muchas personas, que con su esfuerzo e ilusión han echo realidad el proyecto de las vías verdes. Además de ser muy necesarias y saludables, contribuyen al conocimiento de la historia y la cultura de los lugares por donde transcurren.

¿Cómo es la vía verde del noroeste?

Se ha llevado a cabo una labor de recuperación de tramos de vía en desuso, reconvertidos en senderos y caminos transitables y seguros tanto para familias como para deportistas y senderistas. Se componen de aproximadamente unos 800 kilómetros reconvertidos en vías verdes para el uso y disfrute de todos.

via_verde_3

La vía verde del Noroeste parte de la vieja vía ferroviaria desde la estación Zaraiche (Plaza Circular de Murcia), hasta Caravaca de la Cruz.

Hoy en día, dicha vía está acondicionada para los transeúntes con su respectivo asfaltamiento y señalización, indicada con carteles desde los Caravaca hasta los Baños de Mula.

Miles de personas de todas las edades y nacionalidades realizan todos los años la caminata de la vía verde del noroeste.

 

¿Desde donde se emprende el camino?

A pesar de que hay poca distancia limitando Albudeite y los Baños, se recomienda comenzar la caminata de la vía verde del noroeste desde Albudeite por su hermoso paisaje y su estado de conservación. el punto de partida se encuentra en la parte de arriba de la localidad, en el albergue rural de la antigua estación de Albudeite.

Noroeste_009Dispone de todas las comodidades, varias habitaciones, aseos y baños con agua caliente, salón comedor, cocina (totalmente equipada) y una terraza bastante grande para poder apreciar las maravillosas vistas que nos brinda el terreno. Desde allí discurre la vía como camino, transitable a pie y en bici, primero en trinchera y a continuación en ladera, con la huerta de la Levaura, en el cauce del río Mula, al fondo del valle. Al otro lado se divisa el final del paraje pinar más entrañable, la Muela de Albudeite.

Si continuamos el sendero, de nuevo en trinchera se llega a un tramo en la que se aprecia perfectamente cómo el valle del río se ha ido excavando, generando unas paredes totalmente inclinadas en los barrancos que lo rodean. Se atraviesa el barranco del Moro del Carrizal a través de un viaducto de 5 arcos de 16 metros de luz, y sin ningún problema de continuidad física se llega hasta el apeadero de los Baños de Mula.

The following two tabs change content below.

Patricio González